Un especialista en foniatría en Badajoz puede ayudarte a mejorar la calidad de tu voz para ajustarla a tus objetivos vitales y, al mismo tiempo, prevenir enfermedades como nódulos, pólipos o disfonías. Aunque no lo creas, la voz es parte importante de nuestra imagen pública porque con ella nos comunicamos y proyectamos detalles de nuestra personalidad.

Cualquier persona debería ejercitar y cuidar su voz, no sólo aquellos que trabajan en torno a la comunicación, en contacto directo con otras personas, como formadores, directivos, comerciales, etc. para aprovechar toda su potencialidad y mostrar nuestra mejor versión.

¿Sabías que el tono de nuestra voz es 2 veces más importante que el propio contenido del mensaje que queremos transmitir?. Se calcula que el 38% de lo que vendemos de nosotros mismos está relacionado con la voz. Volumen, tono, velocidad, fluidez y entonación son cualidades de la voz que el especialista en foniatría en Badajoz te enseñará a modular para mostrarte más asertivo, empático, persuasivo, según sea tu intencionalidad.

¿Sabías que la voz nos delata cuando mentimos?. En una prueba de "estrés de voz" las frecuencias superiores a 10 Hz se identifican con deshonestidad. Y es que la voz tiene un componente psicológico. A través de ella expresamos emociones y sentimientos, lo cual está en clara sintonía con nuestra autoestima.

Reflejamos nuestro estado de ánimo, pero, a su vez, una voz aguda, rápida, plana o demasiado elevada causa rechazo, distorsiona la comunicación y puede llegar a crear ciertos complejos.

Nuestras particularidades vocales son únicas, pero resulta interesante aprender y practicar ciertas técnicas de voz artística hablada y cantada para corregir vicios o perfeccionar su calidad. Mantener una postura erguida, dosificar el aire que necesitamos o vocalizar claramente mejorarán nuestro rendimiento vocal. 

Desde nuestra experiencia en la Clínica Foniatría - Logopedia Doctora Fernández Salazar, recomendamos cuidar nuestra alimentación y descanso, grabarnos para detectar muletillas y acudir al profesional si observamos cambios.